Saltar al contenido

Cómo limpiar una parrilla eléctrica

Sin duda alguna, las parrillas eléctricas son unos de los electrodomésticos culinarios más versátiles y útiles. No solo puedes preparar una increíble variedad de platos en ellas, también te permiten cocinar más sano ya que no necesitarás agregar aceites o grasas para evitar que la comida se pegue.

Todo esto se debe a que sus placas calefactoras cuentan con un recubrimiento antiadherente, lo que además facilita mucho la limpieza. Sin embargo, debes tener cuidado al asearlas para que disfrutes por más tiempo de tu equipo.

Consejos de limpieza de tu parrilla eléctrica o grill. Quedará reluciente:

Estos son los pasos que debes seguir para limpiar tu parrilla eléctrica de forma más eficiente:

  • En primer lugar, debes leer detenidamente las instrucciones del fabricante acerca de la limpieza. Recuerda que cada equipo tiene particularidades que debes conocer a profundidad antes de hacer cualquier tipo de mantenimiento.
  • Asegúrate de que tu equipo está desenchufado ¡No basta con apagarla solamente!  Nunca inicies un procesamiento de limpieza si todavía está conectada a la corriente.
  • Si acabas de usarla, espera a que sus placas se enfríen por completo para prevenir quemaduras y daños en el equipo, ya que ciertos materiales puede deformarse o agrietarse con cambios bruscos de temperatura.
  • Se recomienda usar agua tibia o caliente y jabón líquido del mismo tipo que usas para tus platos. Nunca utilices detergentes muy fuertes o con partículas sólidas que puedas rayar la superficie de las placas.
  • Nunca emplees herramientas o esponjas metálicas para quitar la grasa o restos que pudieran haber quedado adheridos. Escoge esponjas suaves, trapos o espátulas de madera o sintéticas.
  • Si tu parrilla posee bandeja recogegrasas, debes comenzar por allí. Sácala del equipo para lavarla, ya sea en el grifo o en el lavavajillas.
  • Muchas parrillas vienen con placas desmontables, lo que facilita mucho el procedimiento debido a que puedes llevarlas a la máquina lavavajillas o lavarlas a mano bajo el grifo.
  • En caso de que las planchas sean fijas, entonces debes tener cuidado durante la limpieza para que los componentes eléctricos no se mojen. Te sugerimos usar un paño humedecido con agua jabonosa y luego pasar otro sólo con agua. Siempre debes escurrir el exceso de agua antes aplicar los paños a fin que no goteen sobre la parrillera.
  • Para limpiar la carcasa debes seguir el mismo procesamiento del paso anterior.
  • Un truco usado por los chefs para eliminar la grasa reticente es pasar un trozo de hielo sobre las placas ¡Prueba a ver cómo te va!
  • Te sugerimos limpiar tu parrilla después de cada uso. Mientras mayor tiempo pase, más difícil será quitar la grasa remanente. Tampoco es conveniente cocinar sobre residuos viejos ya que no solo contaminan el sabor de tus alimentos sino que pueden fomentar la proliferación de bacterias peligrosas para la salud.

Como habrás notado, asear tu parrillera eléctrica no tiene nada de complicado. De hecho, son uno de los equipos de cocina que requieren menos tiempo y recursos de mantenimiento.

¿Cómo limpiar una parrilla antiadherente o cerámica? Truco:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)